Dogitana -

Tomar una fotografía es como recortar en lo real, sin distinciones...

Pintar implica jerarquizar, suscribir a la teoría del sacrificio: una pintura bella es como un bonito discurso: tiene que realzar algunas partes mientras que otras se quedan borrosas, en la penumbra...evitar la digresión, la decoración.

Pero fotografiar es pintar con la luz.

Entre pintura y fotografía, mi trabajo va y viene sin cesar, siempre preocupado por la amenaza de una forma definitiva que impediría a las imágenes imaginar...porque las imágenes imaginan y piensan a su vez.

Entre divagación y extravío, mis proyectos se sitúan en los confines de una historia sin fin...en la cual participan los modelos más bellos del mundo sin quienes nada sería imposible...

El Arte es una búsqueda inaccesible, una historia de amor.


Dogitana



 

Top